INTRODUCCIÓN

En las tiendas (Play Store o App Store) existe una cantidad impresionante de aplicaciones que permiten modificar el aspecto físico de una persona, ya se añadirle accesorios, cambiar el color del cabello, añadir vello facial o incluso, ver cómo te verías en algunos años más, éste es el caso de FaceApp, una aplicación que al día de hoy muchas personas se han unido al tren del mame subiendo fotografías en las redes sociales modificando su apariencia.

DESARROLLO

A simple vista la aplicación es bastante divertida y es por eso que se ha vuelto tan viral, sin embargo, ¿te has puesto a pensar qué hay detrás de ello?, ¿qué hacen con las fotografías que subes?, ¿a dónde se van esos datos?

Los defensores de la privacidad advierten que al usar esa aplicación, podrías estar dando mucha más información de la que crees.

FaceApp es la aplicación gratuita número uno para dispositivos iOS en México y en más de 20 países en este momento, según Applyzer.com. Se dice que más de 700.000 personas lo descargan cada día.

Sus creadores, con sede en Rusia, dicen que la aplicación utiliza una forma de inteligencia artificial (IA) conocida como redes neuronales, facilitando el escaneo de rostros y así hacerlos más jóvenes, mayores, de otro sexo o incluso “más atractivos”.

El fundador de FaceApp, Yaroslav Goncharov, dijo recientemente que la aplicación usaba «redes neuronales para modificar una cara en cualquier foto mientras la mantenía fotorealista».

Pero como muchas aplicaciones anteriores que toman fotos en teléfonos inteligentes, se ha topado con controversias sobre el racismo pero sobre todo con temas de privacidad.

Pero los defensores de la privacidad advierten que usted podría estar dando mucha más información de la que cree.

Hay una política de privacidad, pero no es sorprendente.

El problema con la aplicación y probablemente como muchas otros en tu teléfono, es que no está claro qué pasa con todos los datos que le das.

También ha habido acusaciones de que la aplicación estaba sesgando tonos de piel más claros, lo que llevó a acusaciones de que era racista.

FaceApp se ha disculpado por entrenar a su IA en caras (presumiblemente) mayormente blancas, pero ¿por qué no se dieron cuenta de esto al principio?»

La cuestión es, ¿deberías usar la aplicación con las acusaciones de racismo y preocupaciones de privacidad?

El abogado Michael Bradley, socio gerente de Marque Lawyers, dijo que eso depende de ti.

«Cualquiera que haya puesto su cara en línea junto con su nombre y otros datos de identificación (por ejemplo, cualquier persona con un perfil en medios sociales o un perfil en un sitio web), ya es muy vulnerable a ser capturado digitalmente para futuros usos de reconocimiento facial», dijo el Sr. Bradley al ABC.

Esta aplicación en particular no añade mucho peligro extra. Sin embargo, el consentimiento para esos usos con fines comerciales es un paso adicional que no tiene ventajas para los humanos.

El Sr. Bradley también mencionó que la política de privacidad de FaceApp no dice nada sobre lo que pasaría con sus datos si dejaras de usar el servicio.

Dice que, “si venden su negocio, sus datos irán con él y tú serás consciente que eso suceda», la renuncia a la privacidad se extiende a cualquier afiliado de FaceApp o su sucesor. Hipotéticamente, si FaceApp se vende a la NSA…

Los expertos en privacidad intervienen

Respecto a la pregunta de usar o no la aplicación; el presidente de la Fundación Australiana de Privacidad, David Vaile, dijo.

«Respuesta corta: no lo uses»

Piden más derechos de los que necesitan para ofrecerte el servicio, pueden eliminar los datos de cualquier régimen de protección legal efectivo, compartirlos con casi todo el mundo y conservarlos indefinidamente.

Es imposible saber qué pasa cuando subes una imagen, ese es el problema ya que la licencia carece de rigidez. 

Jon Lawrence, el director ejecutivo de Electronic Frontiers, dijo que la gente necesita pensar cuidadosamente, especialmente cuando se trata del reconocimiento facial.

Facebook también dijo:

«El reconocimiento facial se está convirtiendo rápidamente en uno de los elementos clave de la identidad digital y, por lo tanto, las personas deberían considerar la posibilidad de proteger su imagen facial de la misma manera que deberían proteger otros elementos de su identidad, como su fecha de nacimiento, su número de identificación fiscal, etc.».

CONCLUSIONES

A pesar de que puede ser una aplicación divertida, ésta carece de alguna protección de tus datos y privacidad, después de leer este artículo sería interesante preguntarnos ¿qué pasa con los miles de datos biométricos que llegan día a día al sistema de esa aplicación?.